RECOMENDACIONES DE LIMPIEZA PARA TUS MUEBLES DE LAMINADO PLÁSTICO

RECOMENDACIONES DE LIMPIEZA PARA TUS MUEBLES DE LAMINADO PLÁSTICO

 

  1. LIMPIEZA BASICA
  • Laminados lisos
  1. Limpiar el área utilizando un paño de algodón y detergente líquido, aplicándolo con movimientos circulares.
  2. Enjuagar con agua limpia haciendo uso de un nuevo paño de algodón, evitando el exceso de agua.
  3. Secar la superficie con un paño de algodón limpio.

 

  • Laminados con textura
  1. Utilizar jabón liquido diluido en agua y haciendo uso de un cepillo con cerdas de nylon, limpiar en movimientos circulares para eliminar la suciedad que se quede entre los distintos acabados.
  2. Enjuagar con agua limpia haciendo uso de un nuevo paño de algodón, evitando el exceso de agua.
  3. Secar la superficie con un paño de algodón limpio.

 

 

  1. LIMPIEZA ESPECIAL
  • Manchas difíciles

Utilizando sustancias

  1. Para remover manchas difíciles tenemos que hacer uso de sustancias específicas (acetona, alcohol isopropílico o alcohol etílico) para que absorban la mancha y con ayuda de un paño limpiar con movimiento circulares hasta eliminar por completo la mancha, en caso de estar muy impregnada hacer uso de un cepillo con cerdas de nylon
  2. Enjuagar con agua limpia haciendo uso de un nuevo paño de algodón, evitando el exceso de agua.
  3. Secar la superficie con un paño de algodón limpio.
  4. Asegurarse que no quede ningún residuo de la sustancia que utilicemos.

 

Utilizando bicarbonato

  1. Otra forma de remover manchas difíciles es utilizar una mezcla de bicarbonato de sodio con agua, aplicarla sobre la mancha y dejar actuar por unos minutos.
  2. Remover la mezcla aplicada con ayuda de un paño húmedo.
  3. Enjuagar con agua limpia haciendo uso de un nuevo paño de algodón, evitando el exceso de agua.
  4. Secar la superficie con un paño de algodón limpio.

 

  • Remover pegamento, pintura o barniz
  1. Limpiar el área con un paño de algodón y un solvente de adhesivo, en caso de pegamentos fuertes, funciona utilizar acetona.
  2. Enjuagar con agua limpia haciendo uso de un nuevo paño de algodón, evitando el exceso de agua.
  3. Secar la superficie con un paño de algodón limpio.
  4. Asegurarse que no quede ningún residuo de la sustancia que utilicemos.

 

 

Encuentra la información completa en https://www.formica.com/es-mx?gclid=Cj0KCQjwpImTBhCmARIsAKr58cxQDZOgUTyQ06IXJD3ksVUicgv1_cBWUxw2XD2V9MnRHQwShPyKhS0aAshnEALw_wcB.